Skip to content

prensa agn

Prensa y Comunicación-Auditoría General de la Nación – Transparencia – AccesoAlaInformación

Puertos de Buenos Aires, Campana y San Lorenzo: escasos controles de operaciones de exportación

La AGN aprobó un informe que tuvo como objetivo evaluar los circuitos y procedimientos aplicados por la Dirección General de Aduanas (DGA) en los puertos de Buenos Aires, Campana y San Lorenzo, para el control de operaciones de exportación, durante el período comprendido entre julio de 2010 y junio de 2011.

El Presidente de la AGN, Leandro Despouy, dijo: “Todos los factores auditados presentan insuficiencias de control comunes a todos ellos, reiterativas y de importancia tal que impiden lograr un nivel adecuado de control de las operaciones de exportación”.

Manuales de Procedimiento

Las aduanas relevadas no cuentan con manuales de procedimiento que regulen sistemática e integralmente la totalidad de las tareas de control llevadas a cabo.

Sistemas de registro no integrados al SIM (SISTEMA INFORMATICO MARIA)

Utilización de registros que no se encuentran integrados al SIM, esto genera en algunos casos: duplicación de tareas, imposibilidad de efectuar cruces automáticos, utilización de registros manuales, recepción de información y alertas por fuera de los sistemas empleados.

Referidas a las Tareas de Control

Deficiencias generalizadas en las 3 aduanas auditadas (Buenos Aires, Campana y San Lorenzo) en materia de estas tareas de control de exportaciones especialmente en lo relativo a la falta de realización periódica de controles de stock físico en contenedores, no sistematización de los controles de embarque, falta de bloqueo automático de operaciones y de especificidad de las alertas, Inconsistencias en la documentación respaldatoria de cambios de canal.

Asimismo se observa la falta de ingreso al SIM de los controles llevados a cabo con canes, la falta de implementación de alertas automáticas para el control de vencimientos de habilitaciones de balanzas fiscales,

También se advierte sobre cuestiones de carácter legal: falta de normativa y aplicativos informáticos relacionados con el registro y seguimiento de denuncias, relacionados con la dotación de personal.

Los comentarios efectuados por distintos responsables señalan insuficiencia de personal disponible para realizar las tareas de control, además de generar retrasos en los tiempos de respuesta del Servicio Aduanero ante los requerimientos de los usuarios externos.

Este no es el primer informe que la  AGN realiza sobre este tema:

 En 2008 (Res. N° 16) ya había publicado un informe sobre los circuitos de exportación, Importación y sumarios vinculados a la Hidrovía Paraguay-Paraná, cuando la AGN inspeccionó las aduanas de San Lorenzo, Rosario, San Nicolás y San Pedro.

En 2012 (Res. N° 84) aprobó otro informe sobre controles de exportaciones, aplicados en las Aduanas San Lorenzo, Rosario y Bahía Blanca.

Despouy explicó: “Los hallazgos se reiteran en todos los informes: insuficiencia edilicia con instalaciones que no cumplen normas de seguridad e higiene, carencia  de depósitos, de controles de depósitos, de personal, de su capacitación, de balanzas, un sistema informático deficiente, tratamiento irregular de los expedientes y sanciones, inconsistencias de papeles de respaldo, comprobaciones, etc., deficiencias informáticas sobre mercadería secuestrada e inventarios.

Con preocupación advirtió también la falta de coordinación y acuerdos bilaterales comprensivos para lograr un tratamiento adecuado de la circulación de los barcos despachados por países firmantes del tratado de la hidrovía (Bolivia, Paraguay Uruguay además de la Argentina), puesto que el tránsito de mercaderías es libre y no hay normativa sobre intervención aduanera ni regulación del transporte, del precintado de containers, etc. De este modo, la Aduana solo puede intervenir en esos casos mediante actuación judicial o en delitos in fraganti.

El organismo no posee lanchas u otras naves rápidas, por lo que para el seguimiento del tráfico o el abordaje de las naves debe solicitar apoyo de Prefectura, que no está siempre disponible. Así es frecuente advertir la pérdida de barcazas que se derivan por arroyos y cursos menores.

Más información

Síntesis de Observaciones sobre cada Aduana en Particular

Buenos Aires

–       Falta de realización periódica de controles físicos de stock de contenedores

–       Controles no sistematizados previos a la autorización de embarque

–       Casos de incumplimiento de plazos de registro de embarques en el sistema y de cruces manuales

–       Las “alertas” de control no generan bloqueo automático de operaciones que solo se realiza manualmente.

–       El registro y control de precintos no está integrado al SIM

–       Vacíos normativos sobre plazos de despacho de mercadería en distintos puntos de la zona aduanera, en materia de control de peso de las cargas y de los tanques fiscales, sobre los procesos de verificación cuando se detecta la presencia de estupefacientes, en materia de  documentación exigible  para cambios de canal de control

–       Criterios ad-hoc para los procedimientos de control no intrusivo por medio de scanners y su registro no ingresa al SIM y además debilidades del software empleado.

–       Otras debilidades de control en materia de uso de canes, de alertas por vencimiento de plazos de habilitación de balanzas fiscales, en lo que hace  a la toma de conocimiento de arribo de  buques, sobre la normativa pare el back up de imágenes de control por circuito cerrado de TV; falta de cámaras de frío para control de mercadería refrigerada.

–       Debilidad en materia legal incluyendo el seguimiento de denuncias

–       Carencias de personal para tareas de control.

Campana

–       Debilidades de normativa de control y ausencia de control físico de stocks, por caso en las aduanas domiciliarias de Dálmine Siderca y Toyota. Ausencia de personal supervisando esas aduanas.

–       No todos los puntos operativos de ingreso y egreso cuentan con supervisión aduanera y sin supervisión remota operativa.

–       Falta de confección de registros de alertas de control y ausencia de normativa para establecer controles de fondeo.

–       Falta de integración al SIM del sistema de registro de precintos, con empleo de registros manuales y de precintos de hojalata

–       Vacío normativo sobre plazos de despacho de mercadería en distintos puntos de la jurisdicción aduanera y para el proceso de verificación de mercaderías.

–       Ausencia de alertas automáticas emitidas por el SIM de vencimientos de las importaciones temporales vinculadas con procesos de exportación posterior

–       Debilidades del sistema informático para controles de depósitos y disposición de rezagos.

–       Escasos medios disponibles para controles no intrusivos  (escanners) y ausencia de normativa para su empleo. El uso de instrumental técnico en general no ingresa al SIM.

–       No ingresan al SIM los controles con canes.

–       No existen alertas automáticas para vencimiento de habilitaciones fiscales de balanzas, no hay normativa para la toma de conocimiento del arribo de buques, tampoco sobre el back up de imágenes de controles por circuito cerrado de TV, Insuficientes elementos de seguridad para realizar las tareas de control.

–       Diversas debilidades en los procedimientos legales, defectos formales en los procedimientos sumariales, demoras en el trámite de denuncias y en el seguimiento de las mismas, entre otras.

San Lorenzo

–       No existen criterios a priori para la selección de operaciones de control mediante fondeos o con el sistema “draft survey”.

–       Empleo de registros manuales y falta de precintos en dispositivos de extracción de muestras

–       No pudieron verificarse antecedentes sobre calibrado de tanques fiscales y líneas de embarque (para medición). Se observó registro manual de mediciones donde interviene el control aduanero y no se confeccionan las planillas de la normativa.

–       Diversas anormalidades en los procedimientos de extracción y control de muestras.

–       No existen alertas automáticas para vencimiento de habilitaciones fiscales de balanzas, no hay normativa para la toma de conocimiento del arribo de buques, tampoco sobre el back up de imágenes de controles por circuito cerrado de TV, Insuficientes elementos técnicos y de seguridad para realizar las tareas de control.

–       Se dispone de una sola embarcación que no es apropiada para el control de calado de buques.

–       No cuenta con un sistema informático para controlar las operaciones por vía fluvial en el marco de la Ley de Hidrovía Paraguay-Paraná.

–       Diversas debilidades en materia de procedimientos legales, sumarios, en el tratamiento de expedientes en los plazos sumariales, inactividad procesal etc.

–       Con relación a la dotación del personal en la Aduana de San Lorenzo, el Sr. Administrador manifestó que sus tareas se ven significativamente incrementadas por el aumento de las operaciones de comercio exterior, y la dispersión geográfica de los lugares operativos para la atención de cargas.

Imagen

 

A %d blogueros les gusta esto: